Jóvenes profesionales y llamados telefónicos: ¿Sí o no?

Ring…
Ring…
Ring…

Lo que suena es el teléfono celular de un Centennial que recibe una llamada inesperada.

¿Qué sucederá a continuación? ¿Contestará la llamada? ¿De qué depende?

Veamos. Es sabido que los integrantes de las nuevas generaciones somos (generalizando) seres hiperconectados, crecidos entre pantallas y enormes dosis de internet.

Esa hiperconectividad nos ha enseñado 1 o 2 cosas en relación con la privacidad y la gestión de la inmediatez, ambos tópicos relevantes y relacionados a las llamadas telefónicas.

El llamado, aunque considerado por muchos como el método más humano de comunicación no-personal, no entiende de límites físicos ni horarios.

Una llamada exige respuesta inmediata, conexión mental y disponibilidad al 100% por sobre cualquier otra cosa que estuviéramos haciendo. No hay gestión de la productividad que valga.

¡Y eso sin mencionar los potenciales 15 minutos de charla para decir 2 oraciones importantes!

Veremos cómo se relacionan estos puntos, e intentaremos descubrir más información en este artículo, con investigación incluida 😎

¡Empecemos!

Del 0 al 10: ¿Cuán cómodo/a te sentís si el primer contacto recibido es una llamada telefónica?

Al proponer el tema de este artículo, y para tener un panorama general, realizamos una encuesta a nuestro equipo de jóvenes profesionales.

La primera pregunta que realizamos fue “Del 0 al 10: ¿Cuán cómodo/a te sentís si el primer contacto recibido es una llamada telefónica?”

No sorprendentemente, el promedio de las respuestas recibidas se ubicó en 1.8, un número bajísimo, que demuestra claramente que el llamado inesperado no es la mejor opción de contacto.

Relevamiento realizado entre miembros del equipo de HumanoZ.

De la misma forma, preguntamos “¿Cómo te predispone un llamado directo (o un pedido directo de tu número de teléfono) ante una oferta de cualquier tipo?”

Sea por una oferta laboral, de negocio, o una propuesta comercial (venta, publicidad, etc.) la percepción es la misma. Los llamados inesperados como primer vía de contacto no son bienvenidos.

Los resultados de esta pregunta nuevamente dejaron bien clara la tendencia.

Relevamiento realizado entre miembros del equipo de HumanoZ.

Conocidos o desconocidos: No es lo mismo.

Si bien insistimos . No se trata de quejarse o renegar sin sentido… ¡Sino de buscar la mejor vía/solución para cada situación!

La diferencia más grande la trazamos al evaluar si el contacto recibido es de parte de alguien ya conocido (como compañeros de trabajo) o desconocido (como un headhunter/reclutador/vendedor).

En ese sentido, consultamos qué medios prefiere utilizar cada uno, dependiendo de la situación.

Estos son los resultados:

Medio de comunicación preferido para contactos ya conocidos

Los números son bastante similares en los primeros puestos, en cuanto a números y modalidad: Son de contacto indirecto y no inmediato.

Las plataformas de contacto profesional, como Slack o Discord, van ganando terreno y se equiparan con el uso del chat y los mensajes de LinkedIn, sin embargo WhatsApp sigue teniendo una ligera ventaja por sobre todos los demás canales.

El servicio de mensajería propiedad de Facebook se balancea entre la comodidad, rapidez y masividad vs. la reticencia a mezclarlo con temas de trabajo. Un tema interesante para evaluar con mayor profundidad 😁

Según valoración relativa de cada ítem. Relevamiento realizado entre miembros del equipo de HumanoZ.

Medio de comunicación preferido para contactos NO conocidos

Por otro lado, cuando se trata de contactos recibidos de parte de personas con las que no tenemos trato, el uso de WhatsApp pasa a otro plano, manteniéndose en un plano más “personal” (¡junto con las llamadas!) y quedando detrás de canales netamente profesionales, como el mail y LinkedIn, en 1° y 2° puesto respectivamente.

Según valoración relativa de cada ítem. Relevamiento realizado entre miembros del equipo de HumanoZ.

¿Lo notaste?

¡En todos los casos la llamada telefónica queda última!

Si bien ningún resultado es definitivo y cada persona es un mundo, está claro que hay que prestar atención al cuadro general.

Algunas frases y observaciones de nuestros panelistas:

No molestan las llamadas telefónicas en sí, sino las llamadas sin previo aviso, que muchas veces suceden en momentos inoportunos.

Mariana Mytiliños

En mi trabajo actual todo el proceso de contratación fue por email y videollamada con el supervisor, no hubo necesidad de llamados.

Elías Rojas

¡Dejemos el llamado directo para emergencias!

Javier Calzolari

Al existir una amplia cantidad de opciones como medios para contactarnos, nos vemos más acostumbrados a usar WhatsApp, E-mail o LinkedIn, quedando algo obsoleto el contacto directo por llamada.

Analía Gutiérrez

En resumen…

Si tu estrategia principal es contactar telefónicamente, lo más probable es que la efectividad sea baja cuando el target sean las generaciones más jóvenes.

En caso de que sea ineludible el llamado, es 100% preferible y recomendable enviar un mensaje/mail antes de llamar para coordinar, y así cambiar completamente la predisposición de quien atiende.

Recordá que estamos acostumbrados al contacto digital -siempre y cuando conlleve coherencia- y lo veremos como que es de fiar, sin necesidad de hablar por teléfono y escuchar una voz desde el primer momento.

Y por sobre todas las cosas, antes de marcar ese número o buscar ese contacto en tu agenda, preguntate:

¿Estoy 100% seguro/a de que eso que quiero comunicar no puede ser simplemente un mail/mensaje?

Si tenés dudas, probá primero contactarte mediante texto…

Es un consejo oficial de los HumanoZ 😁